Contrato de empleado de hogar en Venezuela: Los derechos y deberes de los trabajadores domésticos

Imprimir

Los trabajadores de hogar son aquellas personas que trabajan y se ganan la vida prestando sus labores y servicios en otros domicilios o habitaciones.

El contrato de empleado de hogar en Venezuela generalmente se entiende como el servicio de limpieza, y aunque, por supuesto, este tipo de trabajo también está incluido, lo cierto es que el contrato de empleado de hogar en Venezuela es un concepto bastante más amplio y abarca muchas otras actividades. También son empleados de hogar los trabajadores que prestan otro tipo de servicios, como por ejemplo jardineros, chóferes, niñeros, camareros, lavanderos… y todos los puestos de trabajo imaginables relacionados con el servicio doméstico.

El hecho de trabajar para uno o varios domicilios en lugar de ser el empleado de una empresa no resta derechos a los empleados de hogar en Venezuela. Todos aquellos que ofrezcan sus servicios en un domicilio deben tener un contrato de empleado de hogar en Venezuela, en el que, como en el caso de cualquier otro tipo de relación contractual laboral, se especifican los derechos y los deberes del empleado de hogar.

Algunas de las cláusulas del contrato de empleado de hogar en Venezuela variarán según si el empleado tiene domicilio propio o si, por el contrario, habita en el domicilio en el que trabaja. Por ejemplo, en este último caso (si viven en el hogar para el que trabajan), no tienen por qué estar sujetos a un horario estricto, ya que podrán hacer sus tareas según su naturaleza, cuando sea necesario, siempre con un mínimo de 10 horas de descanso diarias. Sin embargo, si viven fuera, en el contrato de empleado de hogar en Venezuela se especificará que prestarán sus servicios en un horario similar al de una jornada laboral de cualquier otro tipo de trabajo. Además, tanto unos como otros tienen derecho a un día de descanso semanal.

También, según la legislación vigente en Venezuela, en el contrato de empleado de hogar en Venezuela se especifica que, además de las diez horas diarias de descanso (en el caso de que el empleado viva en el mismo domicilio que el o los contratantes) y el día semanal, sea cuál sea su alojamiento, los empleados de hogar en Venezuela que hayan dado servicios ininterrumpidos en un hogar tienen derecho, además a quince días de vacaciones anuales, continuos y pagados.

Eso sí, los días vacacionales tendrán que ser puestos en común entre las dos partes. Y es que en el contrato de empleado de hogar en Venezuela se especifican ciertos detalles para evitar posibles abusos por parte de los contratantes, pero algunos otros detalles pueden ser mucho más flexibles e ir evolucionando según la relación entre el empleado de hogar y la persona que lo contrata. Y es que, en el caso de los empleados de hogar en Venezuela que viven bajo el mismo techo que el contratante, la relación laboral puede llegar a difuminarse y, según el grado de confianza entre unos y otros, incluso llegar a ser como “uno más de la familia”.

Copyright © www.ideatrabajo.com. Joomla Template 888poker