Teletrabajo: ventajas y desventajas del teletrabajo

Imprimir

ventajas y desventajas del teletrabajoMuchas personas consideran que teletrabajar desde casa es un chollo y que cualquiera que tenga un trabajo así es muy afortunado, y en parte tienen razón, pero no todo en el teletrabajo son ventajas.

Uno de los principales inconvenientes de trabajar desde casa es que no hay separación entre el trabajo y la vida familiar o el ocio. Las cuatro paredes que encierran sus tardes de ocio frente al televisor o escuchando música pueden ser también las cuatro paredes que se convierten en rejas cuando está trabajando y que no haya diferenciación ni cambio de escenario según muchos psicólogos no es sano, ya que es inevitable asociar una cosa con la otra y parece que nunca se está trabajando al cien por cien o descansando al cien por cien. Por esta razón, es muy recomendable tener una habitación de la casa, en caso de tener esa opción, como sala para trabajar y nada más.

Otro inconveniente es que es un método de trabajo muy solitario, que nunca se tienen cenas de trabajo o se crean amistades y que quizás incluso el rendimiento del trabajador se ve mermado ya que no puede consultar con otros colegas, al menos no en persona, cómo está evolucionando su trabajo. Además de que pueda resultar incluso claustrofóbico el hecho de estar siempre entre las mismas cuatro paredes.

Un inconveniente para algunos es que su profesión simplemente no le permite la opción de teletrabajar. Algunas profesiones se prestan más a ofrecer la opción del teletrabajo, como puede ser el periodismo o los diseñadores gráficos y las profesiones artísticas en generales.

Entre las ventajas del teletrabajo, dedicarle más tiempo a la familia y a organizarse en general, especialmente si se tienen hijos pequeños a los que cuidar y de los que no se quiere separar, es la principal ventaja.

Contar con la opción de tener sus propios horarios es una gran ventaja, especialmente para aquellas personas que de otro modo tendrían que desplazarse a un lugar lejano de su domicilio o para aquellos que cuentan con personas a su cargo y que de este modo quizás pueden combinar el trabajo y las obligaciones familiares.

No conviene olvidar que para el teletrabajo exige un fuerte grado de compromiso y responsabilidad y que no es apto para esas personas que adoran trabajar en equipo o son muy sociables, ya que su vida laboral, en el aspecto social, no se verá alimentada por el trabajo, fuente de nuevas amistades para muchas personas. Tampoco es apto para claustrofóbicos, ya que estar siempre encerrado entre las mismas cuatro paredes es algo que no todos saben sobrellevar.