Teletrabajo, una opción cómoda

Imprimir

TeletrabajoMuchas empresas priorizan el talento sobre los métodos tradicionales de empleo y por ello ofrecen la opción de tele trabajar desde casa o desde otro lugar, sin necesidad de estar físicamente en la oficina. Obtener un teletrabajo no es sencillo y no hay muchas pautas o guías para conseguir un teletrabajo.

La mayoría de las veces se trata de personas que han dedicado mucho tiempo a la empresa y que se pueden permitir el lujo, pasados unos años, de trabajar desde casa. En este caso es muy frecuente que las mujeres, tras tener hijos y disfrutar de la baja por maternidad, si pueden, soliciten un teletrabajo. Por supuesto la vida familiar se ve beneficiada con el teletrabajo, ya que tienen más tiempo para cuidar de sus hijos, a pesar de que en muchas ocasiones las carreras profesionales se resienten ya que normalmente es muy difícil rendir lo mismo trabajando desde casa que desde la oficina.

Algunos oficios, por su naturaleza, no permiten el teletrabajo y es normalmente en los trabajos basados en una oficina en los que más se puede llegar a este tipo de acuerdos. Uno de los riesgos del teletrabajo es que toda nuestra vida se vuelva más monótona ya que en la mayoría de los casos, cuando se teletrabaja, se hace desde casa, con lo cual, el lugar de ocio, el entorno familiar y el trabajo se mezclan inevitablemente y en nuestra mente esa división entre obligaciones y familia se desdibuja, haciendo por momentos quizás agobiante el hecho que en principio parecía ventajoso.

Por otro lado, el teletrabajo también nos impide interactuar con nuestros compañeros de trabajo, y si bien es cierto que las telecomunicaciones hoy en día permiten una comunicación simultánea a pesar de no estar físicamente en el mismo sitio, normalmente no se llega al mismo nivel de entendimiento con los compañeros con los que se convive diariamente que con aquellos con los que se mantiene una relación virtual. La ventaja es que también, por las mismas razones, es más difícil llevarse mal con la gente con la que se trabaja.

Los horarios son un buen motivo para establecer unas bases que cumplir cuando se trabaja desde casa, ya que es muy fácil darse al hedonismo de no madrugar y de estirar los descansos de comer, por ejemplo…

Por todas estas razones, para apuntarse al carro del teletrabajo hay que ser consciente de las limitaciones de cada uno y de que el teletrabajo requiere, además de tesón y auto superación, un sentido de la responsabilidad muy desarrollado que nos permita adaptar los horarios a nuestra rutina diaria, respetando ambas partes.

Copyright © www.ideatrabajo.com. Joomla Template 888poker