Autoempleo, arriesgar para ganar

Imprimir

AutoempleoEn muchas ocasiones la gente que tiene oportunidad de invertir en su propio negocio lo hace ya que prefieren trabajar para sí mismos que para otros. Según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) los auto empleados suponen dos tercios de todas las empresas que hay en España.

El único requisito para convertirse en autónomo es ser mayor de edad y su responsabilidad para con el negocio es ilimitada. Así, el autoempleado responde con todos sus bienes ya que la separación entre el patrimonio personal y el de la empresa no existe, no como en las sociedades limitadas, para las que sí existe esa separación.

Para darse de alta como autónomo es necesario ir a la hacienda pública, o si no hay una administración local o de Hacienda, al Ayuntamiento. Para darse de alta hay que alistarse en el Impuesto de Activadades Económicas (IAE) – Modelo 845. Asimismo, hay que efectuar el Alta en la declaración censal, con el Modelo 036 o 034.

El epígrafe se elige en función de las actividades que se vayan a realizar en el negocio autónomo. Hay que tener en cuenta que el epígrafe determinará posteriormente el impuesto de Actividades Económicas que se debe pagar al Ayuntamiento. Para las altas es necesario presentar una copia del DNI o de tu tarjeta de residencia, y también la cartilla de la Seguridad Social. El número fiscal de los autónomos en España coincide con el NIF (Número de Identificación Personal).

La cuota mínima a pagar por autoempleados en España en el año en curso es de 255 euros aproximadamente. Cuando se está considerando autoemplearse hay que ser consciente de que iniciar un negocio requiere muchos esfuerzos y sacrificios y que no se gana dinero desde el primer momento. La crisis ecónomica ha supuesto un duro varapalo para los autoempleados, y en España, en 2008, año en que se comenzaron a notar las consecuencias de la crisis ecónomica mundial, el número de autónomos en España descendió el 2,8%, mientras que en el resto de Europa la bajada fue de 0,4%. Y el número de autoempleados no ha dejado de descender desde entonces. En diciembre del año pasado se aprobó elevar al cien por cien la capitalización de la prestación por desempleo para los trabajadores de cuenta ajena que quieren convertirse en emprendedores e iniciar su propio negocio, tras quedarse sin empleo.

El gobierno español ha tomado muchas medidas para intentar darle un impulso a los negocios autónomos, que en más de una ocasión han definido como el motor de nuestra economía y una de las pocas fuentes de posible recuperación económica, pero aún así el número de autoempleados no ha dejado de descender desde que comenzó la crisis económica hace tres años.

Copyright © www.ideatrabajo.com. Joomla Template 888poker