Teletrabajo: Ventajas y desventajas de trabajar a distancia

Imprimir

Ventajas y desventajas del teletrabajo

El teletrabajo tiene ventajas y desventajas, como cualquier otro tipo de trabajo u ocupación. Entendemos el teletrabajo como el trabajo a distancia que realizamos a través de medios informáticos, con las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Esto significa que podemos trabajar desde cualquier lugar que tenga conexión a Internet y procesador de textos: en casa, en el hogar de algún familiar o amigo, en un hotel… o en cualquier otro lugar si disponemos de un ordenador portátil.

Para analizar el teletrabajo y sus ventajas y desventajas no hay que olvidar que los pros y contras deben mirarse desde dos perspectivas diferentes pero igual de importantes: la de la empresa y la del trabajador.

Algunas de las ventajas del teletrabajo para la empresa es que no existen problemas de convivencia entre los empleados, ya que cada uno de ellos trabaja desde su propio puesto de trabajo. Los costes de producción se reducen considerablemente, ya que, al trabajar desde casa, es cada uno de los trabajadores el que aporta su propio material. Esta ventaja del teletrabajo para las empresas se traduce también en una menor infraestructura y en la eliminación del control horario y del absentismo laboral, además de una enorme facilidad para una expansión geográfica que, sin ayuda de las TIC, muchas veces no sería posible.

Las ventajas del teletrabajo para el empleado son incluso mayores. Para empezar, el trabajador goza de una mayor autonomía y movilidad, la libertad se convierte en una de las bases del trabajo. La productividad también aumenta, ya que la organización del tiempo de trabajo difiere de la tradicional: en lugar de recibir compensación por las horas dedicadas al trabajo y seguir un horario estipulado, el trabajador gana dinero por el trabajo realizado, con lo que desaparecen las horas muertas que de vez en cuando aparecen en un trabajo tradicional. Esta nueva forma de gestionar el tiempo genera otra de las ventajas del teletrabajo, que es la posibilidad de compaginar la vida laboral con la familiar y doméstica. Se pueden incluso adelantar tareas domésticas entre trabajo y trabajo, además de estar en un contacto más estrecho con la familia. Esto reduce los desplazamientos y, en consecuencia, el estrés. En resumen, una de las grandes ventajas del teletrabajo es que el trabajo se adapta a la vida, y no al revés. El horario es más flexible y, si somos capaces de organizarlo bien, puede aumentar considerablemente nuestra calidad de vida.

Pero también existen desventajas en el teletrabajo. A nivel de empresa, se difuminan las jerarquías hasta el punto de desaparecer, ya que el trabajador suele tener contacto directo únicamente con un jefe. También existe el riesgo de sufrir faltas de lealtad por parte de los trabajadores. Aunque es una desventaja del teletrabajo que no tiene por qué suceder, es cierto que requiere depositar en el empleado más confianza de la habitual. El teletrabajo también tiene la desventaja de que el empleado, al hacer sus tareas desde casa, acaba teniendo menos identificación con la empresa que si acudiera a un puesto de trabajo de la misma.

Por parte del trabajador, las desventajas del teletrabajo pueden resumirse en una falta de ambiente laboral y disminución de relaciones sociales que también puede repercutir en conflictos familiares, ya que se difuminan las barreras entre trabajo y familia. Algo que, bien llevado, puede ser una gran ventaja del teletrabajo pero que, según como, puede acabar siendo una desventaja. Otra desventaja del teletrabajo puede ser el riesgo de caer en el sedentarismo, aunque dependerá del trabajador que sepa organizarse el tiempo para hacer ejercicio físico para suplir el que no hace al no desplazarse para ir a trabajar, y no aposentarse todo el día en una silla.

 

Copyright © www.ideatrabajo.com. Joomla Template 888poker